Se ha concebido un sistema con posibilidades de aplicación de alcance nacional y cuyas características y metodología constructiva los hacen accesible a las empresas de todo el país.

Las fundaciones pueden ser de distintos tipos según sea la resistencia del suelo, pero dadas las características portantes que poseen las placas de pared, lo más adecuado son las bases aisladas, apoyando así la placa en dos puntos como mínimo.